Autonálisis: Cuatro líderes responden

top_autoa.jpgDentro del mundo evangélico chileno existen diversas visiones. Las iglesias tradicionales provenientes de la Reforma como los luteranos, presbiterianos y anglicanos; bautistas y aliancistas; también el sector pentecostal y los neopentecostales, todos tienen su particular punto de vista.

Después de más de 100 años de consolidación de la Iglesia Evangélica dentro de la sociedad chilena es necesario un autoanálisis. Armonía Internet conversó con algunos de los líderes más representativos de la Iglesia: el obispo Francisco Anabalón, de la iglesia Pentecostal Apostólica y moderador del Comité de Organizaciones Evangélicas; el obispo José Rivas, de la iglesia Pentecostal de la Trinidad (Ipetri), quien hizo noticia al protestar contra la falta de valores en Chile; el pastor luterano Juan Werhli, uno de los máximo defensores en Chile de la Reforma; y el pastor bautista Víctor Rey, quien trabaja en la organización internacional World Vision. Todos recibieron el mismo cuestionario de preguntas, que apuntaban a temas de contingencia nacional, políticos, de gobierno y valóricos.

La Iglesia Evangélica chilena se encuentra en un proceso de fortalecimiento. En la actualidad, ha adquirido igualdad jurídica gracias a la Ley 19.638 o de Organizaciones Religiosas (Ley de Cultos). El proceso que se prolongó por más de seis años hizo que los líderes se unieran.

Según el último censo de 1992, los evangélicos son un 12 por ciento de la población en Chile. Esto equivale a que unos dos millones se personas se autodenominan partidarios de este credo. Pero se cree que para 2003 cerca del 20 por ciento de los chilenos se declaren evangélicos, siendo la principal minoría religiosa del país.

 

Visión de la sociedad chilena con respecto a los evangélicos

aut_7.jpg

Pastor Werhli: La sociedad hoy está preguntando y haciendo exigencias a la Iglesia Evangélica y mi duda es si tenemos capacidad de respuesta a las demandas de la gente.

Obispo Anabalón: La Iglesia se ha ido ganando un reconocimiento, cierto prestigio, claro que en la sociedad chilena se cree que se puede confiar en el evangélico, que es responsable, pero tal vez hay algo que no nos gusta y es que dicen que la tarea de la Iglesia es buena, pero para otra clase de gente, la clase baja.

Pastor Rey: El chileno, en general, ha cambiado su perspectiva con respecto a los evangélicos, porque hay un crecimiento real y somos parte del paisaje natural y social de las ciudades. Aunque creen que sólo estamos preocupados de una salvación individual y que vayan a una iglesia, pero no sólo hacemos eso (...).

Obispo Rivas: Ha cambiado y tiene base en el crecimiento de la Iglesia en último tiempo, en su inserción en áreas de la vida nacional. También ha alcanzado los medios de comunicación y el testimonio por muchos años de la Iglesia que ha sido, en general, bueno. Por eso ha permitido que haya tomado fuerza y "autoridad" y las autoridades de Gobierno y el país la están empezando a tomar en serio.

 

Relación de la Iglesia con el Gobierno

aut_10.jpg

Pastor Werhli: La Iglesia es un actor que ya no puede pasar inadvertido, ni puede quedar en el anonimato. Todos los gobiernos desde Balmaceda en adelante han mirado a la Iglesia Evangélica de diversas maneras(...) Hoy es una Iglesia más madura, más cohesionada con un liderazgo mejor preparado. Tenemos unos muy buenos negociadores en lo político como (el obispo) Francisco Anabalón. Lo destaco como líder natural más hábil.

Obispo Anabalón: Yo creo que la relación es muy buena, especialmente en virtud de la dictación de la Ley de Cultos. Estamos ganando espacios y el reconocimiento de nuestro derecho como la mayor minoría religiosa de nuestro país.

Pastor Rey: El Gobierno ha tenido mala suerte en lo económico, pero con los evangélicos no hay promesas incumplidas. Tenemos que hacer sentir que somos ciudadanos, porque simpre nos quejamos que somos ciudadanos de segunda clase, pero quienes son los que se sienten así: los evangélicos.

Obispo Rivas: En términos de diplomacia, de administración, ha sido buena. Ha habido cambios desde el gobierno de Pinochet por lo de la Ley de Cultos, porque hay un acercamiento.

 

Relación con la política

aut_8.jpg

Pastor Werhli: Los políticos miran a los evangélicos con más respeto, aunque aún está la tendencia a pretender instrumentalizarlos moviendo a un obispo o a un líder. Para mí un evangélico tiene el legítimo derecho a la opción política, pero no puede instrumentalizar a la Iglesia. Si alguien opta por la política, tiene que tener cuidado de hacerlo por su ideología, porque los evangélicos no tenemos partido político y un evangélico buscando el voto de los evangélicos es caer en lo más oscuro del clericalismo.

Obispo Anabalón: No hay una posición única dentro de la Iglesia. Algunos no ven problema en la doble militancia, ser cristiano y a la vez político. Existe otro sector que es más refractario al asunto(...) Pero creo que no se ha avanzado en la presencia de cristianos en política, lamentablemente sólo en tiempo de elecciones existe esto. Si hablamos de cristianos en política, estoy de acuerdo, pero si nos referimos a políticos cristianos es más discutible. Y yo veo la política como campo misionero, para servir en causas justas y creo que le hace bien. Pero no creo en un partido político de los evangélicos, sobre todo si se trata de un ministro.

Pastor Rey: Nosotros no sabemos hablar con las autoridades políticas. Siempre pensamos que el diálogo es una predicación y entonces los ministros y diputados quedan atónitos. Hay también un desconocimiento del mundo de la política, porque es una ciencia y creemos que si tenemos una "revelación" de Dios y alguien se siente llamado a ser alcalde o incluso Presidente de la República inmediatamente va a ser elegido. Por eso hemos visto los tremendos fiascos de hermanos que han entrado a la política y han sacado muy pocos votos. Algunos no tienen idea de la economía, del medioambiente. El evangélico que sienta el llamado de la política, tiene que tener la vocación y también la formación.

Obispo Rivas: Creo que estamos aprendiendo. Hemos tenido amargas experiencias al tratar de ubicar un precandidato a la presidencia. Mala experiencia en términos que no lo logramos, pero buena en términos que aprendimos a manejar situaciones. Pero la política con la Iglesia creo que estamos aprendiendo y apuntando hacia allá.

 

La Iglesia y la dictadura militar

Pastor Werhli: Mayoritariamente, y en esto hay ser muy honrado, la Iglesia Evangélica fue partidaria del gobierno militar del general Pinochet. Negarlo es, a lo menos, pecado(...) El 11 de septiembre no es más que el reflejo de un proceso de polarización mundial. Nosotros no escapamos a esto y había que estar a favor o en contra. Al llegar la Transición (gobiernos de la Concertación desde 1990 a la fecha), la Iglesia hace su mea culpa por no haber levantado su voz de alerta por los abusos, excesos y aberraciones que se cometieron.

Obispo Anabalón: Ésta es una herida grande. El 73´ no se produjo en el aire, fue la consecuencia de una cierta descomposición de la convivencia social. Una situación que provocó heridas profundas a todos(...). Como educación cívica tenemos que "no hay autoridad sino aquella que está permitida por Dios". El cristiano tiene que someterse a las autoridades y ésa es nuestra educación cívica y la Iglesia fue consecuente con sus convicciones.

Pastor Rey: Es una página negra de la historia de los evangélicos. En ese tiempo estuvo muy apagada su calidad de profeta. Recuerdo los famosos Te Déum que eran televisados en cadena nacional, cadena de radio y después la cobertura de prensa al otro día, teniendo muchas veces a las autoridades presentes ahí mismo y ahí nunca se dijo nada que los afectara o atisbar que habían cosas que no andaban bien sobre todo en el tema de los derechos humanos o en el tema de la vida. Hay líderes que deberían pedir perdón.

 

La Iglesia y la defensa de los Derechos Humanos

Pastor Werhli: La Iglesia Evangélica participó en la Mesa de Diálogo y los pastores recibimos un instructivo para cómo proceder responsablemente para encontrar a familiares de detenidos desaparecidos. Hemos hecho lo nuestro sin bombos ni platillos.

Obispo Anabalón: La Iglesia ha sacado más la voz en el último tiempo. Una minoría religiosa y discriminada que no ha tenido tribuna para hacer oír su voz. La Iglesia en general vio con muy buenos ojos la participación del obispo metodista Neftalí Aravena en la Mesa de Diálogo.

Pastor Rey: No se ha trabajado muy bien, porque en la época de dictadura sólo algunas iglesias trabajaron en el tema y formaron la Confraternidad Cristiana de Iglesias(...). En la Mesa de Diálogo tuvieron un papel decoroso, pero la verdad, hasta donde se podía, porque era muy complicado.

 Logros de la Iglesia Evangélica

aut_11.jpg

Pastor Werhli: Si se puede hablar de algún tipo de logros, creo que la Ley de Organizaciones Religiosas es la mayor y se está avanzando seriamente en la conquista de esta igualdad jurídica.

Obispo Anabalón: La dictación de la Ley de Cultos, no hay dudas. Esto que dentro de nosotros parecía impensable una ley de igualdad jurídica entre todos los credos.

Pastor Rey: Por supuesto que la Ley de Cultos, lo otro es que se ha avanzado en la "misión integral" que consiste en que la evangelización y la responsabilidad social son dos alas del mismo avión. También en la reflexión teológica, pues hay sectores que se interesan en pensar y vivir más su fe.

Obispo Rivas: Logros extraordinarios no los hay, pero ante la Ley de Cultos el logro mayor es alcanzar cierta autoridad en el quehacer nacional, un reconocimiento de la autoridad de la Iglesia. La Ley de Cultos no ha sido el gran logro de la Iglesia, es uno de los logros y no es ciento por ciento positivo, pues permite la proliferación de sectas y creencias de un amanera más fácil que antes.

 

Debilidades de la Iglesia Evangélica

Pastor Werhli: Lo que falta es que este pueblo evangélico sea realmente evangélico y asuma la responsabilidad que le dejó la Reforma de Martín Lutero en 1517. Es una Iglesia Católica con forma pseudoevangélica con un barniz de evangelio y que sigue teniendo la vieja alma papista (...) El evangelio protestante es un cambio cultural, es una responsabilidad en la ética, ser un aporte sustancial a la sociedad (...) Creo que el peligro está el neopentecostalismo, es un New Age, en este buen negociado que es el evangelio y la Iglesia. El evangelio de la prosperidad, celular, de la tercera unción, todo este tipo de herejías viejas con ropa nueva que está defraudando, explotando y aprovechando la credibilidad y esperanza de millares de nuestros compatriotas que andan huérfanos de espiritualidad.

Obispo Anabalón: Hemos sido negligentes en el ámbito de la educación. Cómo puede ser que en este país se cuenten con los dedos de las manos los liceos evangélicos. Tenemos el capital humano, las posibilidades y tenemos niños que necesitan que les impartan educación.

Pastor Rey: Debemos seguir trabajando en el liderazgo. No ha habido una renovación y se necesitan con una visión más amplia.(...) Y seguir trabajando en la reflexión teológica y seguir avanzando en la ética, porque es lamentable cuando aparecemos en la prensa es por escándalos financieros, de faldas o de orgullo y nos hace un flaco favor.

Obispo Rivas: Estamos débiles en autoridad, en unción. La división de la Iglesia permanece, las parcelas. En política estamos en pañales. Tiramos muchas flores a un gobierno u otro. No somos claros en lo que expresamos y a veces somos inconsecuentes. Si la Iglesia no se cuida va a manejar todas las situaciones en un contexto político.

 

Defensa de los valores

Pastor Werhli: ¿La defensa de los valores es ir a protestar porque un señor fotografía piluchos a individuos a las cuatro de la madrugada? A mí me parece patético andar pilucho, pero también me habla del fracaso del mundo evangélico en conducir a la sociedad, porque me habla de que hay cuatro mil personas que se sienten oprimidas y frustradas. ¿Dónde ha estado el mensaje evangélico para satisfacerlas? La Iglesia no se agota en eso, pues debe trabajar con los enfermos de sida, los discriminados como los indígenas y contra la prostitución.

Obispo Anabalón: Estoy en desacuerdo con las protestas para defender la "moral". No sé quién lo dijo, pero lo de (Spencer) Tunick es tan pintoresco que no merece elevarlo a la categoría de inmoral. Viene un gringuito, en pleno, invierno y convoca a los nativos y se congregan en la calle más de cuatro mil con temperaturas bajo cero. Y eso para que el gringuito saque la fotos. Lo nuestro debería ser un llamado al amor, al arrepentimiento(...).

Pastor Rey:Yo creo que la Iglesia no lo ha hecho muy bien, porque la defensa no sólo se hace verbal. Antivalor también es el consumismo y nosotros deberíamos ser sencillos. A veces en las iglesias se habla más de la teología de la prosperidad que nada y no estamos luchando contra la corriente con el materialismo. Nosotros deberíamos anteponer la vida espiritual.

Obispo Rivas: Del uno al cien, estamos en un setenta por ciento. No hemos sido lo suficientemente firmes, aunque hay que tener altura de miras. Aunque en Chile la Iglesia Evangélica actuó y eso es bueno.(...) La manifestación en la Plaza de la Constitución fue buena, fue un paso que se dio de acercamiento. Ya saben que en cualquier situación que ha pasado en Chile, la Iglesia se va a hacer presente.

 La unidad de la Iglesia

Pastor Werhli: A veces la unidad se rompe cuando alguien quiere quedarse con el juguete del poder, de la cámara, de la foto, de la primera fila, de la primera línea en la prensa, pero son problemas de pecaminosidad humana. El afán de figuración es el peor enemigo contra la unidad(...) La unidad de la Iglesia se construye con generosidad y pese a todo la unidad va caminando.

Obispo Anabalón: A pesar del cliché, el tema que más divide es el de la unidad. Ha sido difícil el camino, incluso en la Ley de Culto se logró crear el referente más amplio que ha existido en la Iglesia Evangélica. En el Comité de Organizaciones Evangélicas (COE) están representados todos los sectores teológicos e ideológicos de la realidad evangélica (nacional). Sin embargo, subsisten actitudes separatistas. Creo que queda aún un largo camino por recorrer(...) Lo que nos hace daño es el caudillismo. Personas que no tienen ninguna fundamentación, sino apetitos personales de figuración.

Pastor Rey: Se ha avanzado y será por los tiempos que vivimos, porque las décadas de los setenta y ochenta fueron de confrontación en Chile, porque Pinochet nos tenía divididos. Ahora están cayendo los prejuicios, sin importar en qué bando estuvo un pastor. La unidad a veces es más por asuntos políticos, en el sentido que saben que es bueno estar unidos para conseguir ciertas cosas, negociaciones y cargos, pero no lo son todos.

Obispo Rivas: Las diferencias que existen entre los líderes no son por causas doctrinales. Son problemas del corazón, por la forma que somos. Es un problema de idiosincrasia del chileno y lamentablemente lo heredó el evangélico.

 Misión de la Iglesia con la sociedad chilena

Pastor Werhli: Es una cuenta pendiente de la Iglesia con la sociedad, que debe ser la transmisora de la herencia de la Reforma. "Chile para Cristo" es una frase hueca hoy día. Y si llegara a suceder, sería muy triste porque sería un Chile manejado por filisteos, porque ¿dónde están los profesionales, legisladores, senadores, empresarios evangélicos? Mientras no nos preparemos, no podremos tener un "Chile para Cristo" porque faltan colegios y universidades evangélicas.

Obispo Anabalón: La misión ya ha sido señalada por su fundador y eso no cambia. Tal vez cambia la estrategia, la forma. Nuestra tarea es la proclamación del evangelio, que es mucho más que la comunicación verbal de ciertas verdades y principios. Pero en Chile hemos ganado espacios, que tenemos que aprovecharlos. Tenemos que predicar, enseñar, sanar y vivir el evangelio. Tenemos que hacer nuestra oferta a la sociedad por un Chile más justo y solidario y ahí estamos los cristianos para entregar amor y esperanza.

Pastor Rey: Tenemos que conocer el contexto de hoy. Hay un desafío teológico, sociológico y económico para entender este mundo y este país. No sólo tenemos que quedarnos en el análisis y debemos llevar el mensaje del evangelio y estudiar la Biblia para mostrarle a la sociedad las repuestas que necesitan. La Iglesia debe continuar siendo profeta y no debe acomodarse a los gobiernos de turno, algo anda mal cuando las iglesias aplauden al gobierno de turno. La Iglesia siempre debe ser contestaría, profética. Además debemos luchar por la justicia, como lo decía Miqueas.

Obispo Rivas: Debemos ganar a "Chile para Cristo" con un método de evangelización concreto. No hay que tirar palabras al aire, no hay que andar evangelizando sin objetivos, Hay 11 millones de chilenos esperando que les prediquen de Jesucristo y no debemos tranzar el mensaje de la cruz. El mensaje no debe ser acomodativo, por ejemplo al dinero, sino puntual. Tenemos que bombardear a Chile con un mensaje del evangelio que parta de la cruz y luego de haber ganado a toda la gente a través de la predicación hay que discipularla y pastorearla para ser discípulos.

* Por Héctor Orellana Flores. Reportaje publicado el 17-09-2002 en el portal Armonía.cl.

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar